viernes, 23 de junio de 2017

RED DE HUERTOS COMUNITARIOS DE MADRID - HUERTA SOLIDARIA DE LA QUINTA DE TORRE ARIAS


https://redhuertosurbanosmadrid.wordpress.com/huerta-solidaria-de-la-quinta-torre-de-arias/

La huerta solidaria de la Quinta de Torre Arias es un proyecto reivindicativo del carácter agropecuario que la finca histórica de Torre Arias ha tenido desde su creación y de denuncia del maltrato que damos a la tierra en general y a los llamados espacios verdes en particular.

lunes, 22 de mayo de 2017

VISITA GUIADA 28 DE MAYO y BICICLETADA

 Foto animada
Coincidiendo con la Bicicletada que se organiza desde la Red de Huertos Urbanos y que parte desde el Alcalá Norte (Metro Ciudad Lineal), pasando por la Quinta de los Molinos, recibiendoles en Torre Arias y acabando su recorrido en los Jardines de El Capricho.Organizamos  nuestra visita guiada y les esperamos con los brazos abiertos para que se unan a un agradable paseo por la Quinta.

miércoles, 10 de mayo de 2017

JORNADAS SOBRE TORRE ARIAS EN LA UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID

Tenemos el placer de informaros de la Jornada monográfica a la que hemos sido invitados a participar con el nombre "Torre Arias: hacia un modelo de centro de formación e innovación en agricultura urbana y agroecología", que se celebrará el viernes 19 de mayo en la ETSIAAB (Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica, Alimentaria y de Biosistemas, Universidad Politécnica de Madrid). Más información en el archivo adjunto.
   A lo largo de la jornada, contaremos con tres mesas redondas en las que diversos expert@s presentarán el contexto histórico, socioeconómico y medioambiental de la Quinta Torre Arias y abrirán el debate sobre los usos potenciales de esta antigua finca agropecuaria situada en el corazón de Madrid.
   Específicamente, se abordará el potencial de este espacio para albergar un centro de agricultura y naturación urbanas, como pieza clave en la investigación y divulgación de la agricultura y la agroecología urbanas, así como nexo entre lo urbano y lo rural.
   Adjuntamos el programa con toda la información sobre cómo llegar al lugar de celebración de la Jornada.

https://drive.google.com/file/d/0B7_GAStqDrZjOVhnMWlxeWhwOTQ/view?usp=sharing


Más información:
Cartel e informacion jornada Torre Arias de la itdUPM

martes, 9 de mayo de 2017

Bicicletada por las Huertas del Noroeste de Madrid - 28 de Mayo de 2017

Nueva bicicletada organizada por la red de Huertos Urbanos de Madrid con la intención de dar a conocer el huerto urbano solidario de Torre Arias comenzando en el Alcalá Norte haciendo un recorrido en el que tienen cabida la Quinta de los Molinos, Torre Arias y terminando en la Quinta de El Capricho uniendo los distritos de San Blas-Canillejas y Barajas en un Eje Verde que seguramente se irá extendiendo a los demás parques del distrito.

Animaros a participar.




sábado, 6 de mayo de 2017

Presentación del Plan Especial de Protección de la Quinta de Torre Arias



 

El lunes 8 de mayo a las 19.00 en el Salón de Actos del Centro Cultural Buero Vallejo (Calle Boltaña, 27), la Junta Municipal de Distrito, realizará una Presentación del Plan Especial de Protección de la Quinta de Torre Arias, en la que intervendrán la Presidenta-Concejala del Distrito de San Blas-Canillejas, Marta Gómez, el Subdirector General de Planeamiento Urbanístico, Antonio Díaz, y el Subdirector General de Parques y Viveros, Santiago Soria.
   En la presentación tratarán las líneas principales del plan y resolverán las posibles dudas que pudiesen surgir de su lectura.
   Con el fin de compartir el trabajo que el Ayuntamiento de Madrid y la Junta de Distrito de San Blas-Canillejas viene realizando para la elaboración del Plan Especial de Protección de la Quinta de   Torre Arias, ponen a disposición el documento de forma pública para quien lo desee consultar.
   Los que quieran obtenerlo se podrán pasar por la Junta de Distrito de San Blas-Canillejas (Avenida de Arcentales 28) y les proporcionarán copia en formato digital (es necesario Pen Drive o memoria de al menos un 1GB).
    De esta manera quienes quieran hacer aportaciones al Plan podrán hacerlo hasta el día 12 de mayo, a través de la siguiente dirección de correo electrónico: jmsanblas@madrid.es. y por supuesto a través del correo de la Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias: plataformavecinalqta@gmail.com






lunes, 1 de mayo de 2017

VISITA GUIADA CON LOS ALUMNOS DEL IES ALFREDO KRAUSS


Con sus cascos y bicicletas se presentaron en la Quinta un grupo de 16 alumno/as junto con tres de sus profes que participan en el grupo de escuelas sostenibles y a la cual aparecieron rodando con sus bicis para disfrutar de la visita guiada que les tenía preparada la Plataforma de la mano de Adrian y con la siempre inestimable colaboración de Olga Danny y Antonio.
Desde este blog animamos a otros centros escolares a que visiten la Quinta de Canillejas.
Que los alumnos entren en contacto directo con la naturaleza. Que el aula sea reemplazada por este espacio, convirtiéndose La Quinta en lugar de estudio que permita la interacción directa con la historia y la naturaleza. Que aprendan a través de la observación directa.
Dejamos el enlace del Instituto Alfredo Krauss donde comentan su experiencia y comparten las imágenes que obtuvieron.


https://iesalfredokraus.jimdo.com/escuelas-sostenibles/







Imagenes y texto: Antonio Ruiz Cayola
Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias


sábado, 29 de abril de 2017

La Quinta de Canillejas se llena de vida con los niños



En la mañana del jueves 6 de abril, hemos recibido y acompañado a un grupo de alumnxs, tres cursos de 2º de Primaria del CEIP Marqués de Suanzes, quienes junto con sus profesorxs han efectuado una visita a la QTA.
¡Nunca se ha visto más alegre La Quinta de Canillejas que esta mañana! 75 pajarillxs revoloteando con los ojos bien abiertos, completamente activxs, las manos levantadas para hacer preguntas, (como decía Paulo Freire, es necesario escuchar las preguntas de lxs alumnxs, dejar que pregunten, y responder a sus preguntas), el deseo de saber y aprender, las emociones bien visibles ante lo que observan, la necesidad de tocar y experimentar… el sentimiento de libertad que ofrece el espacio, la responsabilidad en el respeto a normas, ni un papel ni un plástico al suelo…

Foto animada

Su curiosidad les ha llevado a conocer, a descubrir, a acercarse a este maravilloso espacio público lleno de vida y de historia.Ha constituido, para todxs, una experiencia de aprendizaje muy rica.

Al regresar a clase trás la excursión, expresaron visualmente por medio de dibujos su experiencia en la Quinta.  Como podréis ver y comprobar es francamente interesante la vision tan dispar y receptiva de la chavalada, los cuales publicamos a continuación por medio de videos. Eso si con el permiso de padres y profes.

Curso 2ºA

Curso 2ºB

Curso 2ºC


Texto e imagenes: Antonio Ruiz Cayola
Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias


jueves, 27 de abril de 2017

ENTREVISTA DEL PROGRAMA AQUI NO HAY PLAYA DE ONDA MADRID

   Con motivo de la aprobación en el pleno del consistorio de San Blas-Canillejas del Eje Verde - Tres Quintas y del interes que la propuesta está teniendo en la ciudadania y en los medios parece que todos los ojos están puestos en la Plataforma y cada vez son más las adhesiones y propuestas y entre las que cabe destacar la que hemos aceptado de la itdUPM con el titulo: Jornada Quinta Torre Arias: Hacia un modelo de formación e innovación en agricultura urbana y agroecológica, en dia 19 de mayo.
   Pero en este caso es una entrevista de radio:
   Desde el programa de Onda Madrid y de la mano del presentador Pablo Otero tuvo la ocasión de ser entrevistado este 26 de abril nuestro compañero de la Plataforma Danny Liébana  que se brindó  a exponer y responder a las preguntas que le hicieron sobre la Plataforma y más directamente del El Eje Verde de las Tres Quintas históricas de Madrid. Proyecto aprobado por el Ayuntamiento de Madrid para crear un nuevo itinerario cultural y ambiental.
   Para conocimiento de todos, dicho paseo (Eje) se articula en torno a los parques de la Quinta de Los Molinos, la Quinta de Torre Arias y El Capricho-Alameda de Osuna. En este eje se trata de aunar la recuperación de los arroyos tradicionales, las vías pecuarias del entorno (la calle de Alcalá lo es) y los elementos arquitectónicos y de jardinería histórica existentes.
   A continuación podeis escuchar el audio de la entrevistas en el video siguiente.



Aqui no hay playa y Danny Liebana hablando sobre el Eje Verde-Tres Quintas from Plataforma Torre Arias on Vimeo.


Enlace directo Aqui no hay Playa:
https://www.ivoox.com/eje-verde-tres-quintas-historicas-audios-mp3_rf_18355358_1.html
Pagina del Distrito:
http://paginadeldistrito.com/aprobado-el-eje-verde-sociocultural-para-las-tres-quintas-historicas

miércoles, 19 de abril de 2017

ENTRE LAS POTENCIALIDADES Y LA PREPOTENCIA DE LA AGRICULTURA URBANA

    Desde un tiempo a esta parte la gente empieza poco a poco a concienciarse sobre los beneficios de cultivar en pequeñas cantidades cualquier tipo de especie vegetal comestible, y que con ello se “potencia” una afición por la horticultura que trasladamos a nuestros hogares.
    Seguramente cuando leáis el siguiente artículo os daréis cuenta que va encaminado a todos aquellos que desconocen y/o que pretenden modificar, pervertir o infravalorar (prepotencia) de alguna manera el medio rural, que esperemos  siga estando siempre más allá de las ciudades y que continúe dándonos de comer. Pues lo que tenemos en nuestros jardines comunales o maceteros de terraza no es más que un suplemento a nuestra dieta y una forma de fomentar nuestra sana afición.
      Compartimos la reflexión de Nerea y José Luis porque nos parece muy interesante y de gran actualidad.

 Mural en el Teatro Polivalente Occupato de Bolonia.

    Los huertos han adquirido un importante poder simbólico como metáforas de la creatividad social, de la capacidad ciudadana para devolver el valor de uso a espacios abandonados, del cuidado de la naturaleza en la ciudad y de la autonomía ciudadana para construir alternativas
    La sobreexposición mediática de la agricultura urbana puede despolitizar y limar sus aristas críticas sobre el modelo urbano y el funcionamiento del sistema agroalimentario o eclipsar comunicativamente los estratégicos procesos de transformación en el medio rural.
 
José Luis Fernández CasAdevante / Nerea Morán Alonso                                   
18/04/2017

    Este 17 de abril se ha celebrado a nivel mundial el día de lucha organizado por La Vía Campesina , uno de los movimientos sociales del planeta más numerosos e inspiradores. Este año se ha denunciado especialmente el acaparamiento de tierras fértiles, también en nuestra geografía , y reivindicado el acceso a los recursos estratégicos como agua y semillas. Una realidad y unas problemáticas que desde la ciudad parecen ajenas y distantes, pero de las cuales depende nuestra alimentación.
    Una indiferencia puesta en cuestión por la emergencia de los grupos de consumo y especialmente de los huertos urbanos. Hoy podemos afirmar que la agricultura urbana es una realidad consolidada en nuestra geografía. Nuestro amigo Goyo Ballesteros lleva años echando las cuentas y mantiene un censo estadístico que nos permite valorar la evolución del proceso. Hemos pasado de 7 municipios con huertos urbanos en el año 2000 a 313 a finales de 2015, y de la inexistencia a más de un centenar de huertos comunitarios de base asociativa que se concentran en las grandes ciudades.
    Los huertos han adquirido un importante poder simbólico como metáforas de la creatividad social, de la capacidad ciudadana para devolver el valor de uso a espacios abandonados, del cuidado de la naturaleza en la ciudad y de la autonomía ciudadana para construir alternativas. Una herramienta para avanzar de forma práctica en una nueva cultura del territorio que permite intensificar relaciones sociales, reabrir discusiones sobre los usos del suelo y de las zonas verdes, recuperar en entornos urbanos la lógica de los comunes o abrir la discusión sobre la forma en que se van a alimentar las ciudades en el futuro.
    El movimiento de la agricultura urbana ha logrado que muchos ayuntamientos se hayan decidido a regular formas comunitarias de gestión del espacio público o que se hayan puesto en marcha políticas públicas de apoyo a los huertos urbanos. Los huertos urbanos (educativos, comunitarios, sociales, demostrativos…) son más relevantes por la cantidad de personas que interaccionan con ellos que por la cantidad de gente que alimentan. Y es desde esta posición que se han convertido en un elemento imprescindible para la reconstrucción de sistemas alimentarios locales. Una pieza que ayuda significativamente a armar el puzzle.
    No resulta descabellado considerar este movimiento como uno de los actores que han influido de forma determinante en la implicación de los gobiernos locales en los debates sobre la soberanía alimentaria. El dinamismo de la agricultura urbana y de otros colectivos urbanos preocupados por la alimentación se muestra en fenómenos como la firma del Pacto de Milán , por el que ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia se comprometen a "trabajar para desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, inclusivos, resilientes, seguros y diversificados, para asegurar comida sana y accesible a todos en un marco de acción basado en los derechos, con el fin de reducir los desperdicios de alimentos y preservar la biodiversidad y, al mismo tiempo, mitigar y adaptarse a los efectos de los cambios climáticos". Un protagonismo sin el cual resultan inexplicables aventuras como la reciente creación de la Red Europea de Ciudades por la Agroecología .


    Muchas de las personas más implicadas en impulsar estos procesos desde hace años nos encontramos oscilando entre la fascinación por los logros alcanzados en tan poco tiempo, como preocupados por los riesgos de que nuestros discursos y prácticas se vean pervertidos, malinterpretados o banalizados. La sobreexposición mediática de la agricultura urbana puede despolitizar y limar sus aristas críticas sobre el modelo urbano y el funcionamiento del sistema agroalimentario o eclipsar comunicativamente los estratégicos procesos de transformación en el medio rural.
    Otro riesgo es que la visibilidad y actualidad de estos procesos ha facilitado la aparición de peligrosos discursos académicos y empresariales, atraídos las oportunidades que ofrece el fenómeno. Uno de los más delicados sería el de las granjas verticales , que vienen a plantear que la seguridad alimentaria de las ciudades se va a resolver mediante la construcción de grandes rascacielos cuya función sea producir alimentos. El principal promotor de la idea es el biólogo Dickson Dispomier, que lleva varios años divulgando mediante atractivas imágenes las bondades de este tipo de iniciativas: mayor eficiencia productiva al trabajar en entornos artificialmente controlados, aplicación de las últimas tecnologías aeropónicas, proximidad al consumo, generación de empleo y renaturalización de espacios agrarios que serían ya innecesarios.
    Una propuesta teórica que ha gozado de un amplio eco pese a basarse en diseños y prototipos que no han sido construidos salvo varios proyectos piloto realizados especialmente en Japón, para ofrecer vegetales libres de radiaciones tras el desastre de Fukushima. Iniciativas que se han ido agrupando bajo el paraguas de la agritectura, donde predominan las visiones futuristas de ciudades autosuficientes a partir de edificios inteligentes y sistemas hipertecnológicos.
    Una de las empresas punteras centrada en el desarrollo de estas ideas es AeroFarms , que espera operar varias decenas de instalaciones de miles de metros cuadrados en todo el mundo durante los próximos cinco años. Sus impulsores alaban los circuitos cerrados de agua, uso de bombillas que de forma intensiva sustituyen al sol permitiendo hasta 30 cosechas al año o el hecho de que no haya plagas con las que lidiar. Maravillas autosuficientes, donde predomina la imagen sugestiva de los edificios insertada en territorios reducidos a meros soportes indiferenciados sin pasado, cultura o paisaje.
    Los prototipos estrella de granjas verticales han exagerado teóricamente sus bondades (mayor productividad que el cultivo en suelo, no dependencia de las estaciones, evitar las catástrofes ambientales, ahorro de emisiones al ubicarse en el centro de las ciudades junto a sus consumidores, agricultura orgánica o rentabilidad de la actividad agraria), pero no han incorporado cuestiones fundamentales como los balances energéticos de este tipo de cultivos. Estos dependerían de potentes sistemas eléctricos que, en un contexto de creciente crisis energética, serían enormemente costosos en términos de recursos y financiación, con la consiguiente concentración de poder en las corporaciones que monopolizarían el cultivo de alimentos en las ciudades.
    Si se echan los números, siguiendo la eficiencia de la conversión de la luz solar en materia vegetal, como han hecho algunos investigadores de EEUU , vemos que producir la cosecha norteamericana anual de trigo por estos métodos requeriría ocho veces la electricidad producida anualmente en el país.
    Las ciudades no son autónomas sino que forman parte de un todo mayor, por lo que no pueden ignorar las múltiples funciones que los sistemas agrícolas desarrollan más allá de la provisión de alimentos, y que no pueden ser sustituidas por artefactos tecnológicos sin simplificarlas y
empobrecerlas radicalmente.
    Del mismo modo, la existencia de una cultura campesina y de un mundo rural que nos da de
comer, no puede ser suplantado asépticamente por rascacielos orientados a la producción de comida. La agricultura urbana no puede ser cómplice de una narrativa donde la insostenibililidad del sistema agroalimentario se reduce a una cuestión meramente técnica, incentivando la desnaturalización, la industrialización y la hipertecnologización de la forma en la que nos alimentamos. Al contrario, debe contribuir a visibilizar y valorar la importancia de estos espacios, conocimientos, paisajes, culturas y de las personas que sustentan todo ello, como nos recuerda precisamente esta semana de lucha campesina.
    Hace un mes en una asamblea de la Red de Huertos Comunitarios de Madrid hicimos el ejercicio
de reactualizar los principios con los que nos identificamos colectivamente, asumiendo que la agricultura urbana cumple diversas funciones sociales y ambientales. Revalidamos que agroecología, comunidad y autogestión eran los pilares sobre los que se sostenía nuestra forma de entender la transformación social.
    Bertrand Russell afirmaba que lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar. Muchos huertos urbanos hemos aprendido que para echar raíces en el asfalto debemos reafirmar nuestras potencialidades y huir de la prepotencia, sirviendo como avanzadilla en la reconstrucción de las alianzas entre el campo y la ciudad.







José Luis Fernández Casadevante
 Sociólogo, experto internacional en soberanía alimentaria por la UNIA. Miembro de la cooperativa de trabajo asociado GARUA desde 2009 dedicada a impulsar investigaciones, proyectos y procesos formativos relacionados con la ecología social. Miembro del Consejo de Redacción de la Revista Papeles de Relaciones Ecosociales y Cambio Global. Activista del movimiento vecinal desde hace más de una década, actualmente involucrado en promover proyectos de agricultura urbana como Responsable de Huertos Urbanos de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM). 
Nerea Morán Alonso
Doctora arquitecta por la Universidad Politécnica de Madrid. Ha participado en diversos proyectos y redes de investigación sobre sistemas agroalimentarios, rehabilitación integrada de barrios, urbanismo sostenible y resiliencia urbana. Socia fundadora de Surcos Urbanos, asociación centrada en la formación, investigación, sensibilización y apoyo técnico relacionado con el urbanismo participativo y la planificación de sistemas alimentarios locales. Activista de la agricultura urbana y la agroecología, actualmente participa en la plataforma Madrid Agroecológico.

Fuentes: