miércoles, 26 de julio de 2017

SOLANUM CHENOPODIODES LAM.

Rareza botánica en la Quinta de Torre Arias 
Tras más de dos décadas de abandono y con las puertas cerradas a cal y canto, en 2016 se hicieron los estudios botánicos de la Quinta Torre Arias en los que ahora tenemos información con sorpresas sobre las especies que contiene. Entre ellas esta rareza botánica en Madrid y de la que no se tenía referencia de su existencia y que para los neófitos pasaría desapercibida. En cambio para el equipo botánico y para la Plataforma ha sido todo un hallazgo.

Nos encontramos con esta rareza botánica en la Quinta de Torre Arias, al este del palacio y más exactamente en el ajardinamiento antiguo, acompañado de herbazal rudero-nitrófilo, entre setos de lilo (Syringa vulgaris L.), yuca (Yucca aloifolia L.) y pies dispersos de pino piñonero (Pinus pinea L.), con un manto de suelo franco-arenoso. Incluso en lugares cercanos a este punto, se han localizados otros 15 ejemplares de la especie, todos dentro del recinto del parque de Torre Arias.



El Solanum chenopodioides Lam. florece durante todo el año, aunque en la localidad estudiada, por lo que se ha comprobado, tiene una floración entre el final del verano y el principio del otoño. Habita en ambientes ruderales y nitrófilos con aporte de agua por riegos y con preferencia por lugares sombreados.

Solanum chenopodioides se diferencia de la especie nativa Solanum nigrum L. por sus flores con pétalos más angostos, centro de la corola con tinte de negro o púrpura, pedúnculo y pedicelos fuertemente deflexos en fruto, y bayas no brillantes (parecidas a arándanos, Vaccinium). Difiere de Solanum villosum Mill., también nativa en España, por sus bayas maduras negras en vez de anaranjadas o amarillas.

No tenemos claro el origen de esta planta en la localidad. Aunque los anteriores propietarios fueron muy aficionados a la jardinería, sin embargo no nos parece evidente que pudiera tratarse de una introducción con fines ornamentales; el pequeño tamaño de la planta y de las flores no favorecen su uso en jardinería.



Pensamos que posiblemente llegaría por dispersión zoócora, muy probablemente mediante aves. La falta de mantenimiento en las décadas anteriores a la gestión municipal, propició que esta especie, que suele considerarse entre las malezas invasoras, no se haya controlado. Implicados como estamos en defensa de la biodiversidad no creemos en las malas hierbas y malezas invasoras y pensamos que es necesaria su protección. 

El microclima presente en la Quinta ha permitido que esta planta prospere en Madrid. Por un lado, la elevada cobertura vegetal desarrollada en la Quinta ha evitado que las heladas dañen a la planta y, por otro, la población principal se sitúa en la zona alta de la finca, en una loma situada en solana, de manera que en ese punto las heladas provocadas por la inversión térmica no son tan intensas. Posiblemente, fuera de estas condiciones microclimáticas se haría difícil la pervivencia de la planta. Pensamos que se trata de una población aislada y accidental que es difícil que se extienda a las inmediaciones por el carácter urbano del entorno, aunque en Londres en la actualidad, pueden encontrarse poblaciones extensas en lugares del este de la ciudad que persisten debido al cambio climático.

Con esta aportación se amplía la distribución de esta planta a la provincia de Madrid y al centro de la Península Ibérica.

Estudio botánico realizado 21-IX-2016.
Juan Manuel Martínez Labarga, Departamento de Sistemas y Recursos Naturales, Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural, Universidad Politécnica de Madrid  

Esther García Guillén, Real Jardín Botánico de Madrid, Consejo Superior de Investigaciones Científicas – Madrid 
Darío Meliá Vac, Usuario de BiodiversidadVirtual.org – Madrid 
Sandra Knapp, Department of Life Sciences, Natural History Museum – London

Ver y Descargar Artículo: 

BV news - Solanum chenopodioides Lam. (solanaceae) en la ciudad de Madrid





martes, 25 de julio de 2017

Imagenes del concierto de Torre Arias
Ve más información en la Página del Distrito:
http://paginadeldistrito.com/torre-arias-se-viste-de-largo-en-los-veranos-de-la-villa

  Concierto en Torre Arias 18/7/2017 from Plataforma Torre Arias on Vimeo.

domingo, 16 de julio de 2017

LOS JARDINEROS



Jardinero
Vete al jardín de los mares
y plántate un madroñero
bajo los yelos polares.

Jardinero.

Para mi amiga, una isla
de cerezos estelares,
murada de cocoteros.

Jardinero.

Y en mi corazón guerrero
plántame cuatro palmeras
a modo de masteleros.

Jardinero.

Rafael Alberti de: Marinero en tierra

                       “Bendita Madre Tierra (Pachamama) a tu generosidad por compartir tus frutos”


 Es una pena que del catálogo de Cernuda a veces nos saltemos este primer aliento de recuerdos de su infancia que es esa maravilla de poemario "Ocnos". En “El magnolio” habla de esa belleza no inteligente de la Naturaleza, la inteligencia es asunto del observador: “Aunque a veces lo deseara de otro modo, más libre, más en la corriente de los seres y de las cosas, yo sabía que era precisamente aquel apartado vivir del árbol, aquel florecer sin testigos, quienes daban a la hermosura tan alta calidad”.
El hombre es el jardinero inteligente que debe reinventar fórmulas para cultivar un terreno habitable para los más necesitados y para las siguientes generaciones.
Los Jardineros (de Marcos Díez. Eldiario.es )
    Los buenos jardineros dejan a un lado su vanidad y saben que no queda más remedio que bailar con la naturaleza, adaptarse a sus ritmos, tolerar sus exigencias 
   Cuidar un jardín es echar un pulso a la naturaleza. La naturaleza dice: "por aquí". Y el jardinero responde: "por allí". Donde la naturaleza hace crecer un cardo llega el jardinero y hace lo posible para eliminarlo: lo arranca de raíz, lo baña con herbicidas, lo mutila con una desbrozadora. Lo que haga falta. Y luego, cuidadosamente, cava un agujero y planta un jazmín y lo riega con esmero y lo alimenta
   Cultivamos jardines con la ilusión de que podremos imponer nuestro orden a leyes que no hemos escrito nosotros, leyes a las que no queremos obedecer y que no nos obedecen. El jardinero aspira a intervenir en lo natural para domar sus reglas caóticas, para decir: “Mando yo”, para crear la ilusión de que puede dominar lo inesperado. Es una batalla sin cuartel en la que el jardinero nunca puede detenerse porque si se detiene la naturaleza lo pasa por encima. Al menor descuido, un hongo ataca un arbusto que se quiere sano, o unos topos arruinan el césped, o un vendaval derriba un árbol, o un sol abrasador quema las flores que con cuidado se han estado cultivando.
   Los malos jardineros tienen prisa, arrancan árboles centenarios para plantarlos en sus fincas, no quieren esperar, piensan que pueden doblar el brazo a la naturaleza e imponer un paisaje, una idea de belleza. Y a veces, con grandes derroches de energía, de arrogancia y de medios, lo hacen. Aunque la naturaleza, que espera y espera y espera, siempre se acaba cobrando su pieza. Los buenos jardineros son pacientes y saben que difícilmente llegarán a contemplar el esplendor del jardín en el que están trabajando. Los buenos jardineros dejan a un lado su vanidad y su soberbia porque han sido humillados muchas veces y saben que no queda más remedio que bailar con la naturaleza, adaptarse a sus ritmos, tolerar sus exigencias, mostrarse sumisos ante su poder, sentirse insignificantes, obedecer sus reglas.

“Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra”. (Mateo 5:5) (de Adrian P. Woods)

   Durante años, algunos nos hemos preguntado lo que significa esto y últimamente hasta sospechamos que serán los jardineros y agricultores regenerativos, aquellos que reclaman el suelo fértil y nutritivo que hace prosperar las plantas y que estas, y la cadena trófica de la tierra fértil haga funcionar debidamente los ciclos de lluvia y curso del agua.
   Vivimos en la época del "fast everything" (todo rápido): comida rápida, soluciones rápidas y despidos y degradación ecológica rápida (que lleva a un punto de inflexión de ecosistemas irreparables (en la escala de tiempo que nosotros experimentamos) o extremadamente caros de reparar y, desde luego nunca iguales.
   Los nutricionistas dicen que necesitamos comida lenta, local. No vale una verdura, fruta o arroz de China; necesitamos minerales de nuestro suelo (de donde vivimos) para que cure y mantenga la salud de nuestros cuerpos. La nutrición y farmacopea china no son la europea.
   Igual que nosotros necesitamos los millones de bacteria que viven en nuestro intestino para sobrevivir, el suelo es el "intestino" de las plantas. En los lugares de secano (desertizables) como España, África, Australia, etc. (zonas a unos 30º de latitud en la Tierra) los microorganismos (bacterias) deben "hibernar" dentro del intestino del ganado para entrar en el ciclo siguiente a través del estiércol. La pérdida de diversidad y cantidad de animales y aves es una tragedia porque son gestores de semilla y microorganismos.
   Sin la densidad necesaria de cobertura de plantas, tanto árboles como arbustos y hierbas, sube la temperatura porque el suelo se torra y se compacta por falta de protección. Vivimos en la época ("age" en inglés) del drenaje (drainage = época de drenado). La ingente cantidad de agua que cayó en San Blas y Canillejas ayer se ha ido rápidamente al Jarama por el asfalto, hormigón, con sus toneladas de escorrentía de tierras que destruyen las praderas de posidonia en el fondo del mar frente a Lisboa (que es donde desemboca nuestro río). Con menos fotosíntesis, se calienta el mar y nos devuelve tormentas del Atlántico como el frente que ha pasado por Europa estos días.
   Por el bien de todos, necesitamos volver al "agua lenta", la que permanece en las nieves de la sierra de Madrid hasta bien entrado en julio y se recicla una a otra vez en su viaje de vuelta a Lisboa. Sólo lo puede hacer en suelos fértiles porque las plantas son el motor del ciclo de lluvia tierras adentro, por transpiración y regulación del agua.
   Sólo las plantas que han conseguido un alto nivel de salud nutritiva pueden gestionar eficazmente el agua y resistir los ataques de hongos e insectos "enterradores" cuyo trabajo natural es desmontar y devolver material orgánico de plantas enfermas al ciclo del suelo.
   Como nos enfrentamos a un problema de enfermedad, la medicina que debe prescribirse es NUTRICIÓN
    Partimos de unas plantas "yonkis" que reciben fertilizantes químicos (nitrógeno, potasio y calcio disuelto en formato "intravenoso") no se molestan en intentar crear más que azucares simples, necesitan riego constante porque no pueden regular el agua de manera natural y hacer los procesos de fotosíntesis necesarios para nutrirse correctamente.
    Como problema adicional, el suelo que les rodea no es más que arena, ya que los pesticidas y fertilizantes han exterminado los microorganismos que debían "digerir" los minerales del suelo (muchísimos más que los 3 de NPK). Viven del "subsidio", insosteniblemente y totalmente dependiente del hombre; no participan en la "economía real" de la naturaleza en que tendrían que intercambiar azúcares con hongos micorrizales para que estos les aportasen nutrientes digeridos, incapaces
   Si las verduras que comemos proceden de una agricultura así, ¿qué efecto tendrá en nuestra salud? Si las plantas tienen el sistema inmune comprometido y están desnutridas, ¿cómo podemos producir "comida como medicina"? (Sólo importan las apariencias y en el terreno de lo ornamental nos lleva a la rosaleda del Retiro donde las flores NO HUELEN).
   El programa de desintoxicación (retirada de los productos tóxicos) debe seguirse de un programa de nutrición hasta devolver a las plantas a su ser natural en unos ciclos de suelo y agua óptimos. No queremos "sostenibilidad" ya que sostener un sistema enfermo tal como está es un suicidio para todos. ¡Queremos REGENERACIÓN!
   Las fases de CONVALECENCIA al reestablecer la salud del suelo con compost de calidad y productos bioactivos son:

   1. Las plantas logran fotosintetizar con éxito y forman HIDRATOS DE CARBONO completos y complejos.
   2. Logran producir PROTEINAS COMPLETAS y transferir azucares a través de las raíces a los microbios del suelo que aportan nutrientes en forma biodisponible. Incremento de resistencia de insectos con sistemas digestivos sencillos.
   3. ALMACENAJE DE ENERGÍA SOBRANTE en forma de lípidos, grasas y aceites. Estos fortalecen las membranas de las células para incrementar la resistencia a todos los patógenos, parásitos, enfermedades y radiación UV, mildiu, oídio, etc.
   4. Producción de METABOLITAS SECUNDARIAS que protegen a las plantas de radiación ultravioleta, enfermedad y ataque de insectos con sistemas digestivos complejos por medio de inhibidores de digestión.


    Basado en los lípidos de la fase 3, se producen compuestos aromáticos de aceites esenciales (terpenos, fenoles, bioflavonoides) que son compuestos naturales de protección de la planta y que tienen propiedades pesticidas propias.
   El nivel 4 es la meta tanto para jardines "ornamentales" como huertos y agricultura orgánica, ya que es cuando la planta huele como debe, contiene la máxima nutrición y realiza fotosíntesis maximizada. Con ello y toda la red trófica del suelo, un sistema de plantas en el lugar adecuado (naturalizado o autóctono) autogestiona su nutrición y agua y alberga la mayor biodiversidad de fauna además de plantas y microorganismos.

   (Gracias a Kay Baxter y John Kempf).

   El nuevo término de moda es "comida de alta densidad nutritiva": los que pueden pagar el sobrecargo, desean comer crujientes frutas y verduras del nivel 4, con buen olor y sabor, llenas de azucares complejos (Grado Brix), bioflavonoides y cualquier otro término que llegue del laboratorio al departamento de publicidad de la nueva industria alimentícia reinventada con piel de cordero. Es pagar una prima para poder disfrutar lo que la agricultura industrial previamente ha destruido.
   Para poder reparar la tierra, todo el mundo debería tener acceso a comida saludable a precio asequible, con una economía real y funcional basado en fotosíntesis y agua gestionada (cuanto más mejor), pero no acaparada, en vez de número de metros segados y toneladas de poda retirada al vertedero.
   Las Quintas (Eje Verde) son el lugar para poner en funcionamiento todos estos conocimientos aprovechando siglos de conocimiento tradicional que no deben ser desperdiciados.

                           Plataforma Ciudadana Quinta Torre Arias

domingo, 9 de julio de 2017

EL AGUA: UN BIEN COMÚN


https://en.wikipedia.org/wiki/Parakramabahu_I
“No se puede permitir que ni una gota de agua de lluvia llegue al mar sin haber servido primero a la gente.”
            Parakramabahu el Grande, Rey de Sri Lanka, 1153-1186 (Padre de las infraestructuras sostenibles, ya que sus sistemas siguen funcionando hasta ahora).

El Agua es un bien escaso y utilizar los métodos para su máximo aprovechamiento manteniendo los espacios de captación existentes y creándo otros donde el hormigón es excesivo evitando riadas que terminan en trágicos accidentes anegando calles y desperdiciándose agua que termina irremediablemente en las cloacas.

Cuando surgió la idea de formar el Eje Verde-Tres Quintas, nunca pensamos la envergadura que podría tener. Despues de muy poquito tiempo nos encontramos que el interés que suscita en otros distritos tras la aprobación en  los foros locales con el voto unánime de todos los grupos políticos. Unir este Eje Verde a otros Ejes en Madrid es tremendamente alentador.
Es increíble la expectación entre la gente del distrito y escuchar opiniones e ideas sobre las múltiples iniciativas socio culturales que se pueden generar tanto en la Quinta como en el interior de los edificios (Palacio y Caballerizas sobre todo). Nos sentimos abrumados por tantas muestras de cariño, ánimo y apoyo. La sintonía que se ha creado con tanta gente nos anima a seguir intentando alcanzar los objetivos que nos hemos propuesto. Organizaciones ecológicas, conservacionistas de las edificaciones históricas, sectores de la agricultura regenerativa y un número importante de gente de la cultura que ha puesto sus ojos en las Quintas del Eje Verde, con la ilusión de promover y provocar un cambio en los procesos de concienciación y conducta de la ciudadanía, profesionales de Jardinería, funcionarios municipales, asesores, Concejales/as  y en definitiva el Ayuntamiento.
Pero lo importante es el valor del agua y de lo mucho que hemos olvidado lo valiosa que es para los seres vivos gracias a que tan solo girando una manivela la tenemos en casa y eso no fue siempre así y de ahí esta entrada.
http://people4soil.eu/
La Jornada "Con Los Pies en el Suelo" convocada en Madrid por Ecologistas En Acción buscar recoger 1 millon de firmas para exigir que la Comisión Europea legisle a favor de la conservación del suelo vivo y fértil (algo que, como sabemos bien este colectivo, es esencial para la Vida de todxs), firmando y difundiendo este link por mail, whatsapp, telegram, facebook...):
La Quinta de Torre Arias virtual sigue con su labor de difusión del papel crucial de un suelo y ciclo de agua vivo en el Eje Verde que se extiende por los distritos de San Blas-Canillejas, Hortaleza y Barajas; difusión para el público de la calle, y revindicación entre los técnicos municipales y autoridades políticas responsables del urbanismo sostenible (es decir, más que sostenible, debería ser regenerativa).
Una mano lava a la otra y el agua es esencial para que las plantas puedan participar en el ciclo de lluvia a través de un suelo saludable, bien estructurado y sin productos tóxicos. Un suelo bien estructurado debe tener un tercio de aire además de otro tercio de agua para acompañar al material orgánico y minerales en la parte viva, que es hasta donde llegan las raíces: la parte viva.
Para poder cumplir con COP21 de París, el Pacto de Milán y tantos otros eventos con grandes intenciones y eslóganes, hay que revindicar la buena gestión del H2O, que juega un papel mucho mayor en el calentamiento global que el CO2. Lo que ocurre es que es mucho más complejo modelar ciclos de moléculas de agua que pasan por todos los recovecos de la tierra, aire, atmósfera y millones de tipos de seres vivos que tomar medidas de CO2 del aire y participar en el vergonzoso trapicheo del mercado de créditos de carbono.
Eventos como Expo-Zaragoza 2008 no parecen haber puesto en práctica el conocimiento de que el control del ciclo del agua empieza a nivel vecinal, en esos espacios interbloques y lugares abandonados y desde cuyo superficie compactada donde empieza a fluir el agua que inunda el Metro y las autopistas de Madrid. En vez de construir en recinto nuevo, ahora abandonado, que ha costado mucho dinero al contribuyente, habría sido mejor gastar el dinero en educar al público y no en poner pegas a los vecinos que desean descompactar el suelo de sus calles con mini-jardines.
http://www.waterparadigm.org/download/Water_for_the_Recovery_of_the_Climate_A_New_Water_Paradigm.pdf
Estos señores eslovenos (http://www.waterparadigm.org/), presentes en Expo-Zaragoza 2008 acudieron con un documento importantísimo que explica tanto el papel de la química y física como, lo más importante, la biología en los ciclos de agua. También apuntan a las estrategias a seguir para reparar el daño hecho.
A golpe de vista y sin entrar en el texto, podemos ver que existe conocimiento científico de sobra que prueba que sin una equística (estudio científico de asentamientos humanos) y urbanismo que tome en cuenta la naturaleza, estamos condenados a repetir los errores de tantas civilizaciones anteriores que se extinguieron. ¿Qué han hecho las autoridades españolas que salieron en la foto de Expo Zaragoza 2008 con este conocimiento durante los últimos 9 años?
Las ilustraciones gráficas de este documento explican perfectamente, de manera visual, lo que está pasando con el agua y el suelo y como debemos empezar siempre en la parte alta de la cuenca, en nuestro barrio: en la calle Antioquía y en la C/ García Noblejas.
También complementan la charla de Antônio Nobre:

Ahora imaginemos la transición de los parques del Eje Verde (incluyendo el Campo de las Naciones, el Bosque de Conde Orgaz y el Parque Juan Pablo II) en que se restauran las cuencas naturales usando ésta misma ciencia y enfoque urbanístico.
Veamos las fotos de Tamera, Portugal, donde esta misma ciencia, descrita en el folleto, ha convertido un secarral con clima mediterránea (mismo bioma que Madrid) en un vergel.
No estamos revindicado algo foráneo; es la historia milenaria de esta tierra, tecnologías de Persia y Sri Lanka aplicadas por romanos y árabes en Hispania, y el conocimiento biológico ancestral como el Garóe o árbol de lluvia de Canarias:
https://www.tiempo.com/ram/39085/el-arbol-de-la-lluvia/

 Y traducido a ciencia moderna:
Los “núcleos de condensación” para que se formen nubes de lluvia y no la “boina de contaminación” son otro elemento de estudio del aire que hay que tomar en cuenta. “De Madrid al cielo” y de vuelta como lluvia, en vez de la Castellana hasta formar un manto impenetrable encima de las Torres Kio.
Todo esto es lo que se está debatiendo y poniendo en práctica en muchas ciudades del mundo: Canberra, San Francisco, Mumbai, Londres, Amsterdam, Singapur, etc.  Madrid no puede quedar atrás y que mejor lugar que empezar que en la puerta de nuestra casa, en las Quintas y todo nuestro barrio, donde millones de Madrileños y visitantes podrán ver las técnicas plasmadas en modelos cercanos y asequibles, integrados en sus parques y los edificios e infraestructuras del barrio.
Hay que empezar a construir con lo más humilde, barro y agua, al servicio de la flora y fauna. Los ladrillos y fontanería no son más que barro y una manera de transportar agua; pero pueden diseñarse y gestionarse con consecuencias desastrosas.
Otro tema reflejo que está saliendo tiene que ver con el paisajismo formal de jardines que dice que una cierta proporción de la superficie debe ser estanques (QTA no tiene porque las albercas no cuentan).   Dentro de los estanques, un tercio debería ser cubierta por plantas (nenúfares) y tener sauces u otros árboles haciendo sombra en las orillas.  Esto crea diferencias de temperatura que hacen circular el agua y crea diferentes microclimas dentro del estanque.    Colocar grandes rocas formando islas dentro del agua crea un efecto parecido cuando se calientan al sol. 
Reflejado en el estanque deberíamos tener NUBES.  El tema de las nubes es que la desertización y contaminación (ciudades especialmente) no deja que se formen y cubran el cielo, protegiendonos de los rayos dañinos del sol. 
Adrian P. Woods
Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias

lunes, 3 de julio de 2017

LOS VERANOS DE LA VILLA EN LA QUINTA DE TORRE ARIAS


MÚSICA
BITCHIN BAJAS & BONNIE ‘PRINCE’ BILLY
18 de julio 21:00h - Actividad de acceso libre - Aforo reducido
Folk experimental 
Uno de los primeros conciertos en Europa del muy reciente proyecto de colaboración entre Bonnie ‘Prince’ Billy y Bitchin Bajas. Bonnie ‘Prince’ Billy es el alias de Will Oldham, cantautor y actor estadounidense que lleva un cuarto de siglo embarcado en un singular viaje por los mundos del indie-folk y del cine independiente, en los que ha dejado una marca imborrable. Bitchin Bajas es el trío compuesto por Cooper Crain, Dan Quinlivan y Rob Frye, que producen un tipo de ambient cálido, instrumental, psicodélico y melódico que bebe del minimalismo electrónico de los 60 y 70, introduciendo instrumentos acústicos como flautas, saxos, xilófonos y pequeños instrumentos de viento.



Los planetas se han alineado para que este verano la convergencia cósmica de Bonnie Prince Billy y Bitchin Bajas se materialice en nuestro país en forma de irrepetibles actuaciones en directo. El inmenso Epic Jammers & Fortunate Little Ditties del año pasado, mezcla sintetizadores new age, instrumentaciones sutiles y preciosos cantos a la buena voluntad.
Will Oldham, que canta y compone bajo el alias Bonnie 'Prince' Billy, lleva un cuarto de siglo embarcado en un indiosincrático viaje por los mundos del indie-folk y el cine independiente, dejando una marca imborrable en ambos. Con su personal forma de encarar la música y su industria, esa que aprecia la intimidad, el sentimiento de comunidad, el misterio y la espontaneidad; su brillo ha cautivado al mundo, convirtiéndole en uno de los trovadores más influyentes y queridos.
Bitchin Bajas comenzaron en 2010 como el proyecto paralelo en solitario de Cooper Crain, guitarrista de los heroes krautrockerso de Chicago Cave. Desde entonces ha sumado a Dan Quinlivan y Rob Frye llamando la atención de un público internacional gracias a una brillante y extensa discografía en sellos de la reputación de Bathetic,Permanent, Hands In The Dark o Drag City. El trío produce un ambient cálido, instrumental, psicodélico y melódico que bebe del minimalismo electrónico de los 60/70 introduciendo instrumentos acústicos como flautas, saxos, xilófonos y pequeños instrumentos de viento.
La colaboración se estrenó en directo el pasado mes de Marzo, durante una residencia de 3 días en el prestigioso Café Oto de Londres, y hasta ahora solo ha girado con cuenta gotas por medio Oeste americano además de algunas fechas en Japón el pasado mes de Octubre, por lo que tendremos el privilegio de presenciar los primeros conciertos del proyecto en la Europa continental.